h1

La muerte o el inflexible sarcasmo de la vida.

September 14, 2005
Alirio Rodriguez/venezolano
Las religiones, filosofías y civilizaciones han tratado de hallarle explicación a la muerte: Se va al paraíso o al infierno, alcance del Nirvana, inicio o continuación de la reencarnación, el peregrinar de las almas (almas en pena flotando sin fin), la destrucción de la carne (cuerpo físico) y no del alma.

La proposición de que el alma es inmortal y nunca muere, que cuando se muere el alma regresa a Dios quien creo ese aliento o soplo de vida, presenta la disyuntiva de que si el alma es inmortal, entonces, cuando una persona obra mal su alma nunca peca, solo su cuerpo, dicen. Por otro lado, “El buddhismo no considera que exista “un alma inmortal”, un ego eterno que el hombre haya adquirido en una forma misteriosa y que provenga de una fuente misteriosa.” (NARADA MAHATHERA).

Un alma eterna, por supuesto implica que permanece siempre siendo la misma y sin experimentar cualquier tipo de cambios. “Para justificar la existencia de una felicidad sin fin en un cielo eterno, así como un interminable tormento en un infierno eterno, es absolutamente necesario postular un alma inmortal”, vuelve a reafirmar Nahara.

En fin, abundan las posturas de acercamiento al misterio de la muerte, acercamiento puramente interpretativo, diria yo. Algunos aducen haber regresado de ella y de haberle experimentado momentáneamente. Pero para los que seguimos vivos el misterio nunca se esclarece y para los propios muertos… quien sabe si tampoco!

P.D. Mi amiga Magda en Apostillas ha escrito un post muy interesante sobre la muerte dentro de la perspectiva de la literatura.

4 comments

  1. Gracias, me alegra que te haya motivado a escribir sobre el tema🙂


  2. Gracias, me alegra que te haya motivado a escribir sobre el tema🙂


  3. La muerte es un temón. El hombre de algún modo desea perpetuarse: los hijos, un legado, siendo mentor, por sus obras, a través de la materia orgánica. Le cuesta resignarse a la idea de que no hay nada más allá, y entre creer y no creer… yo prefiero creer que hay algo mejor.


  4. La muerte es un temón. El hombre de algún modo desea perpetuarse: los hijos, un legado, siendo mentor, por sus obras, a través de la materia orgánica. Le cuesta resignarse a la idea de que no hay nada más allá, y entre creer y no creer… yo prefiero creer que hay algo mejor.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: