h1

Erase una vez…Juan Luis. De apellido Guerra.

September 29, 2005

Juan Luis:
En tu voz, el anhelo brota como un espejo de rosas. En tu guitarra duerme la sombra de nuestro pueblo, y en tu mirada tímida y frágil se agiganta nuestra esperanza, la esperanza de todos los quisqueyanos valientes, y porque no, también la de esos quisqueyanos cobardes o débiles.

Erase una vez un muchacho capitalino. Alto, tan alto como los sueños que anidaban sus manos. Erase el mar caribe, rodeándolo, bañándolo con sus inquietas Musas de salitre y cielo azul. Erase Gazcue, el barrio de los contrastes, tiñendo de realidad mágica los colores de su cotidianidad. Erase Juan Luis. De apellido Guerra.
El que, guitarra en mano, hería el silencio de las mañanas, mientras entretejía bemoles con negras y blancas y mojaba sus dedos con clave de “do, re mi ” y ” fa sol la si”. El que, adolescente febril, escribía poemas y endechas, mientras deambulaba callado por las aulas de esa UASD sempiterna. El que malecón pa’rriba, malecón pa’bajo, entre palmeras y uvas playas, veía en la fuerza serena del Mar Caribe su propio designio: su alma de artista, la música como la razón de ser y de vivir.
Y fue entonces que su incipiente virtuosismo le llevo a otra tierra, a otro mar…al Boston frio, anglo sapiente y céltico. A Berklee, la culta academia de jazz, donde cohabitaban juntos los genios por depurar y los “pretenders” de mediano talento. Para entonces… McCartney, Lennon, Ringo y Harrison eran sus dioses. Y sus idolos menores: Pat Metheney, ese as guitarrista del fusión jazz, y Los Manhattan Transfer, magos del afinamiento y la vocalización mitad jazz, mitad pop.
Pero en Berklee “no contaban con su astucia”…
Intuyendo que la pura imitación es madre y progenitora de la mediocridad, Guerra quiso en lugar de copiar los patrones establecidos, ahondar en sus raíces dominicanistas. Auscultando en sus propias musas hallo la clave de su canto, esas melodías y ritmos que partirían el mar del caribe en dos y por donde cruzaría este barbudo con la frente en alto y sin mojarse, al otro lado, a esa otra orilla a la que solo unos pocos llegan. Aquella que conjuga originalidad creatividad y genialidad total.
El resto de la historia la escribieron otros: los diarios, las revistas, los músicos, la gente, los negros, los blancos, los burócratas, los empleados, los “sin nombre” y los burgueses, los ibéricos y europeos, la América toda: la india, la mestiza, la mulata y la gringa. Aquellos que hallaron en sus bachatas y merengues un retrato de sus quimeras, el desahogo de sus luchas sociales, la descarga de ese ritmo que se lleva por dentro y nos ayuda a sobrevivir, trascender los infortunios y sobrellevar la carga del desamor, del amor desbordante y la nostalgia inclemente.
Para entonces… una verdadera leyenda había tomado forma. Un artista que entraba por la puerta grande en los anales de la música latina para quedarse en ella para siempre como gran compositor, músico y cantante. Lo hace, tomando el mundo por sorpresa con su lírica adornada de metáforas, medio nerudianas y lorquianas, y ese manojo de melodías tan ‘”sui generis” e inolvidables.
Mientras tanto…allá en el malecón dominicano de Santo Domingo, ya sin hotel jaragua pero con faro nuevo, una fiesta de puro realismo mágico acontece: las palmeras se balancean cadenciosas al unísono del mar que arrecia sus aguas estrellándolas en las banquetas, y un dúo surge de las dos. Cada una susurra su canción favorita en honor a Juan Luis Guerra: “Las Palmas son mas altas”, cantan las palmeras, ” y las aguas le contestan a coro: “hacer burbujas de Amor por dondequiera…Oh, oh, pasar la noche en vela”.
Erase pues el dúo del sensualismo poético mancomunándose con los ecos de la vida misma.

14 comments

  1. En él encontramos un artista en el amplio sentido, no aquel que sólo va en busca de la fama y el dinero, sino el que expresa lo hay en sí mismo, el que entrega su arte.

    Me llama la atención que él hoy, también busque alabar a Dios con su música, cuando muchas veces el camino que recorren “artistas” es al revés.

    ¡¡¡Gracias Sr. Guerra por SU ARTE!!!


  2. En él encontramos un artista en el amplio sentido, no aquel que sólo va en busca de la fama y el dinero, sino el que expresa lo hay en sí mismo, el que entrega su arte.

    Me llama la atención que él hoy, también busque alabar a Dios con su música, cuando muchas veces el camino que recorren “artistas” es al revés.

    ¡¡¡Gracias Sr. Guerra por SU ARTE!!!


  3. Joel:

    Me ENCANTÓ mucho este post. Creo que no hay mucho que agregar pues tu descripción de Juan Luis es honda y certera.

    A mí me gusta muchísimo e incluso compré su más reciente CD, sabiendo que me encontría con un manojo de canciones religiosas (yo, una mujer profana) pero supe ver en cada una la belleza y la sencillez del verso, la hermosura de la música.

    Juan Luis es un artista que reinvidica el orgullo dominicano, nuestra dignidad y nuestras raíces, y yo, como dominicana, me regocijo cuando lo escucho aquí o allá.

    Me gusta celebrar lo nuestro. Ya otros se encargarán de criticarlo. Esa es su labor. La mía es izar banderas.

    Saluditos,

    Ro


  4. Joel:

    Me ENCANTÓ mucho este post. Creo que no hay mucho que agregar pues tu descripción de Juan Luis es honda y certera.

    A mí me gusta muchísimo e incluso compré su más reciente CD, sabiendo que me encontría con un manojo de canciones religiosas (yo, una mujer profana) pero supe ver en cada una la belleza y la sencillez del verso, la hermosura de la música.

    Juan Luis es un artista que reinvidica el orgullo dominicano, nuestra dignidad y nuestras raíces, y yo, como dominicana, me regocijo cuando lo escucho aquí o allá.

    Me gusta celebrar lo nuestro. Ya otros se encargarán de criticarlo. Esa es su labor. La mía es izar banderas.

    Saluditos,

    Ro


  5. Bueno, desde mis tiempos de estudiante universitario sus canciones han sido como mias y hasta el sol de hoy lo siguen siendo…
    Es el unico merenguero a quien le oigo un cd completo.
    Gracias por visitarme Ro.
    Un caluroso abrazo.
    Joe.


  6. Bueno, desde mis tiempos de estudiante universitario sus canciones han sido como mias y hasta el sol de hoy lo siguen siendo…
    Es el unico merenguero a quien le oigo un cd completo.
    Gracias por visitarme Ro.
    Un caluroso abrazo.
    Joe.


  7. Osvaldo…Juan Luis es un buen musico. Como ser humano se le considera en dominicana alguien ejemplar. Sus canciones religiosas tambien me gustan.


  8. Osvaldo…Juan Luis es un buen musico. Como ser humano se le considera en dominicana alguien ejemplar. Sus canciones religiosas tambien me gustan.


  9. totalmente de acuerdo, y para mí también es referente, es único, de hecho es el único merenguero del que tengo música.. jaja, simplemente es muy bueno…
    …acá en Chile diríamos: él es seco!!!

    y.. ojalá que llueva café…

    chao, amigo Joel


  10. totalmente de acuerdo, y para mí también es referente, es único, de hecho es el único merenguero del que tengo música.. jaja, simplemente es muy bueno…
    …acá en Chile diríamos: él es seco!!!

    y.. ojalá que llueva café…

    chao, amigo Joel


  11. ¡wow!, me encanta JLG, es todo un artista.

    Bello tu post
    🙂


  12. ¡wow!, me encanta JLG, es todo un artista.

    Bello tu post
    🙂


  13. me encantó tu blog,,,,,,,,un saludo desde hermosillo yy…….te regalo una rosa, la encontré en el camino…………………….Solem


  14. me encantó tu blog,,,,,,,,un saludo desde hermosillo yy…….te regalo una rosa, la encontré en el camino…………………….Solem



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: