h1

La Nueva Canción Social de Juan Luis Guerra.

November 14, 2005
(Se me pidio hace poco presentar una ponencia en cierta universidad de California sobre alguna personalidad que haya hecho un notorio aporte social a la cultura y el desarrollo de mi pais, y este fue mi tema, el cual comparto con Uds, en forma resumida)
“El artista no es un ser que vive en la estratosfera, sino que su responsabilidad como creador y como recreador de la misión del hombre, lo obliga a estar metido en los problemas reales; comprenderlos, vivirlos y denunciarlos.” Victor Jara


Un verdadero artista es fiel a su arte. Un artista que en su arte manifiesta el canto de todos: es un verdadero artista del pueblo, un trovador glorioso, juglar indispensable, un “payador” de fino canto. En las ultimas dos décadas uno de los cantantes latinoamericanos que ha expuesto con mejor elocuencia musical la realidad social de su patria y su continente es Juan Luis Guerra. Su canto lleno de lirismo mágico-poético nos hace reflexionar al mismo tiempo que nos alegra. Y al parecer sus canciones inician un movimiento diferente, una nueva canción social propia de estos tiempos y de la realidad actual. Repasemos brevemente en que consiste:
1
Canción con mensaje pero sin abanderismos
Comenzando con la canción denuncia de “El costo de la vida” hasta la tragicomedia que encarna “El Niagara en Bicicleta”, Juan Luis, recurre a un nuevo estilo de canción social: El mensaje de concientizacion sin abanderismos, la denuncia efectiva en la que no se recurre a lo panfletario.
Cuando en relacion a los graves problemas sociales de su pais y latinoamerica dice:
A nadie le importa—ni a la mitsubishi ni a la chevrolet, sera porque que aqui no hablamos frances…sera porque aqui no hablamos ingles(Do you understand?)” la denuncia es clara, el mensaje es dicho con una fuerza que compele.

2
El optimismo ironico: forma soterrada de denuncia.
En Ojala que llueva Café, Guerra juega con la imaginación de lo deseado para denunciar la indeseada realidad social presente. Esta canción es una genuina oda de esperanza que representa el anhelo de que se conforme una sociedad más justa y equitativa. “pa que to’ los niños canten en el campo”; “pa’que en el conuco no se sufra tanto”.
En “Si de aquí saliera petróleo”…el deseo de cambio social es representado por los problemas y necesidades de su propio país los cuales se aplican a cualquier otro país del tercer mundo. Y vemos que la denuncia es aquí implicada también por una expresión de deseo en el “Si de aquí saliera…” “Y si aquí lucháramos juntos por la sociedad/y habláramos menos resolviendo más. /”
3
El lenguaje popular: arma para la concientizacion .
La imagineria popular, expresada en metaforismos lingüísticos bien arraigados socialmente, es otro medio efectivo de denuncia en las canciones Guerreanas.
En “Los Mangos bajitos”, Guerra se apoya en una décima de la poesía dominicana popular para desarrollar su mensaje de concientizacion:
Por eso la suerte ingrata de mi vida no mejora /porque muchos son ahora como don Martín Garata. /que quieren meterse en plata, ay, /eso sí ganando cuartos mansitos, / ay, eso no con monopolios bonitos/ con chivos y contrabando /sin dar un golpe y soñando /coger los mangos bajitos ay, ñeñe… tú dile. /”.
La canción arremete contra la explotación, el monopolio, los contrabandos, la asociación ilícita de malhechores que proliferan en todos los países con el único objetivo personal de enriquecerse fácilmente. Pero todo ello de forma metaforizada, casi camuflageada, con refranes de estribillo, pintorescos y jocosos, pero siempre de manera efectiva.

4
El Drama social y universal: el otro metamensaje
Mientras los de la “nueva trova”, denunciaban dramas políticos y loaban posiciones teoréticas y de afiliación partidista, Guerra opta por denunciar el drama social y humano pero desde una óptica universalista.
Partiendo de una realidad propia de su país, Juan Luis nos regala canciones que recogen las vicisitudes y calamidades que confrontan los que:
a] se ausentan de sus país por razones económicas y lo logran pero luego perecen o malpasan en el intento (Elena)
b) los que intentan pero nunca lo logran y se convierten en “carne de la mar” (Visa para un Sueño)
La crónica de esta realidad es noticia diaria en una gran cantidad de países, con miles de indocumentados trasladándose en un desesperado intento de supervivencia en busca de la tierra prometida.

y 5
El canto de la espiritualidad y la búsqueda de un hombre nuevo
Más allá de la cara y el cuerpo subyace la individualidad, el hombre-mujer en una búsqueda de su razón de ser y la realidad que lo sustenta ante su hábitat.
Detrás de las injusticias hay siempre seres humanos con el alma acorralada por los peores instintos del no ser. Cambiar la vida es cambiar la naturaleza del hombre. Es propiciar un medio por el que este redescubra su naturaleza divina, la que duerme intrínseca dentro de si.
El nuevo cántico de Juan Luis propone esa búsqueda, esa espiritualidad, ese reencuentro con lo divino basado en el amor y el respeto a los demas. Claro…no es propuesta simplista o fácil, pero es valida. Porque los cambios sociales en ‘el afuera’, tienen que venir de ‘un adentro’ para que sean genuinos. El intento aquel de la llamda ‘teologia de la revolucion’, sirve de corolario ilustrativo a todo ello, pero en un ambito social-personal, y Guerra propone que la revolucion del hombre comienza desde dentro, y que a traves de la verdad, la justicia y el amor a los demas, podemos llegar a ser verdaderamente libres.

Conclusión:
Las canciones no hacen revoluciones ni tumban gobiernos“…dice Guerra. Pero es innegable que en la conciencia social colectiva este mensaje cantado se arraiga y que con ello se concientiza silenciosamente a una gran mayoría que no tiene quien los defienda ni los represente.
Juan Luis con su nueva propuesta de canción social no intenta avasallar o pisotear la trova de la vieja guardia, pero su arte tiene que reflejar lo que se vive, el momento histórico que vivimos todos. Bien lo dice Mercedes Sosa en su canto: Cambia lo superficial/cambia también lo profundo/cambia el modo de pensar/cambia todo en este mundo/“.
Lo que no cambia nunca son los derechos inalienables que tienen los seres humanos a vivir y a convivir en paz los unos con los otros sin que cuenten posición, raza ni religión. Tal como dice el canto de los indios tainos grabado por Guerra:

Soy…tu hermano de sangre
Mira, ven a ver mi corazón,
Mi corazón blanco negro rojo
Soy…tu hermano de sangre

(Naboria daca, mayanimacaná)

La evidente moraleja es:
“Si todos somos iguales ante los ojos de Dios, ojala que todos seamos iguales ante los ojos de todos”.

2 comments

  1. hola hermano,

    que bueno!!!.. todo lo que escribes del maestro Guerra. No hay como Juan Luis, ídolo!, grande!, maestro!… (loas chilenas)

    un gran abrazo.. Osvaldo


  2. hola hermano,

    que bueno!!!.. todo lo que escribes del maestro Guerra. No hay como Juan Luis, ídolo!, grande!, maestro!… (loas chilenas)

    un gran abrazo.. Osvaldo



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: