h1

La Literatura en el Internet

February 7, 2006

(He querido compartir con mis amigos que aman la literatura este interesante articulo)

Internet «versus» literatura

Por Ramon Buenaventura
Diario ABC, España.

Lo difícil de la literatura, lo que hace de ella un arte y no una variedad de la verborrea, es la despiadada exigencia de calidad que aplica su público ?lectores y críticos?, en nombre de criterios subjetivos, sí, pero ajustados a lo que podríamos denominar canon tradicional. (El canon es el conjunto de obras que la tradición ha ido escogiendo, a lo largo de los siglos, para medir las demás; una especie de jurisprudencia de la literatura en la que basar siempre la apreciación de lo nuevo.)
Lo difícil de la literatura es, también, que hace falta casi tanto talento para crearla como para gozarla, de modo que el texto viene a ser una comunicación entre iguales, una transmisión de tensión vital (de experiencia, de reflexión, de sentimiento, de sensación) que solamente funcionará si en ambos extremos operan sistemas de valoración que sean muy parecidos.
UN DEPÓSITO DE LIBROS. Libros como El Código Da Vinci podrán entretener al lector literario en algún periodo chabacano de su vida, pero jamás obtendrán nuestra piedad, jamás conseguirán que los llamemos Literatura. He conocido escritores que venden más que nadie y que darían cualquier cosa, literalmente cualquier cosa, a cambio de que algún lector de garantía les dijese «qué bueno es tu libro».
Si no fuera por los lectores literarios, cualquier cosa sería literatura, e Internet podría considerarse, ya, el mayor repositorio de textos no solo antiguos y libres de ©, sino, sobre todo, nuevos y ansiosos de tener ©. Hay miles de escritores inéditos en internet, miles de páginas cuajaditas de versos, de cuentos, de novelas enteras, de ensayos largos y cortos, de pretensión literaria. Personas que no han leído ni la centésima parte de lo suficiente para crearse un criterio y aplicarlo (a su propia obra y a la ajena), ni poseen el menor barrunto de talento, andan por la Red, tan ufanas, pavoneándose de sus éxitos porque ayer han recibido 25 visitas de amiguetes, o insultando al gremio de escritores que publican en papel y, por tanto, según ellos, están vendidos y corruptos.
TEXTOS SIN calidad. Internet es un universo de colosales dimensiones, donde las artes tienden a desaparecer en forma de corpúsculos de imposible localización. Para que esta gigantesca sopa de letras pudiera trocarse en caldo literario, tendrían que cumplirse varios requisitos, pero sobre todo estos: que hubiera un criterio de selección previa (el papel que desempeñan, con mayor o menor acierto, las editoriales de papel); que hubiera un modo de mantener informados a los lectores potenciales (como intenta la promoción en la literatura de papel); y que hubiera una estructura crítica accesible al lector y capaz de valorar los libros. Nada de ello existe ahora mismo en Internet.
UNA BÚSQUEDA CASI IMPOSIBLE. Ahora mismo, si usted quiere encontrar algún texto válido en la Red tendrá que lanzarse a la vorágine y buscar por su cuenta. Y será muy difícil que localice algo antes de que el desánimo le haga desconectarse.
Sin salir del ámbito de la lengua española, encontrará usted decenas de revistas concebidas como negocio de publicación virtual (que ya es concebir) o editadas sin el menor criterio de selección; cientos, miles de páginas de escritores inéditos que no escriben una sola sílaba de calidad literaria (no serían capaces de distinguirla, si la tuvieran delante); tremendos sitios de poesía con más de cinco mil visitas diarias y versos «preñados» de sentimentalismo, de tópicos y de cursilería nacarada, tan insoportablemente malos como convencidos de su propia «finura»; decenas de páginas de autores conocidos en donde no están sus textos, sino los testimonios de admiración de algún lector devoto o los intentos de publipromo de algún lobby literario; y, claro, millones de blogs donde los autores van colgando lo que les «brota del corazón», casi todos los días, convencidos de que realmente están revolucionando el mundo del arte y rayando en su calidad e ingenio en el mismo nivel que los diarios íntimos de toda la vida.
No digo yo que no haya cosas valiosas, pero es como buscar un asteroide extraviado en la inmensidad del universo.
La buena noticia es que estas carencias pueden subsanarse. De los grupos de discusión pueden salir líderes de criterio; los críticos más valiosos pueden dejarse ver por la Red; las bases de datos, bien clasificadas y tamizadas, pueden orientar; los propios escritores pueden hallar el modo de incluir muestras de sus textos en páginas especializadas? Cuando todo esto, y mucho más, suceda, será cuando verdaderamente hayamos entrado en un tiempo de revolución literaria. Ahora flotamos en el caos previo.

6 comments

  1. Vamos por partes…
    ¿Quién decide si tal o cual libro es literatura de calidad o no?
    Independientemente de el número de ejemplares que se compren, creo que ese proviliegio solo lo tiene el lector.
    En cuanto a la literatura en internet, se le puede aplicar el mismo razonamiento, puedo leer alguna creación que no me parezca interesente ni me estimule en absoluto y no por ello debo dejar de apreciar el esfuerzo que ha puesto en ella quien lo escribió.
    Los encasillamientos son malos en todos los aspectos de la vida…entonces no hagamos separaciones entre buenos y malos escritores porque la línea divisoria es tan solo un espejismo.
    Leer, disfrutar, aprender, seleccionar y respetar para que nos respeten.
    Crítica constructiva…¿Si?

    Un placer leerte.

    Saludos

    http://blogs.ya.com/conelpasocambiao/


  2. Vamos por partes…
    ¿Quién decide si tal o cual libro es literatura de calidad o no?
    Independientemente de el número de ejemplares que se compren, creo que ese proviliegio solo lo tiene el lector.
    En cuanto a la literatura en internet, se le puede aplicar el mismo razonamiento, puedo leer alguna creación que no me parezca interesente ni me estimule en absoluto y no por ello debo dejar de apreciar el esfuerzo que ha puesto en ella quien lo escribió.
    Los encasillamientos son malos en todos los aspectos de la vida…entonces no hagamos separaciones entre buenos y malos escritores porque la línea divisoria es tan solo un espejismo.
    Leer, disfrutar, aprender, seleccionar y respetar para que nos respeten.
    Crítica constructiva…¿Si?

    Un placer leerte.

    Saludos

    http://blogs.ya.com/conelpasocambiao/


  3. Paradójicamente, pocas veces un artículo me parece tan interesante, al mismo tiempo que estoy en desacuerdo total con su contenido. Debo decirte que éste es el caso.

    En primer lugar, esa organización “filtro literaria” que planteas que debe existir para decidir si algo tiene la calidad suficiente para ser publicado en internet o no, me recuerda, inevitablemente esos años (que no viví pero leí) en que se debía pertenecer a una clase social de élites para poder entrar a una biblioteca.

    No imagino, conociendo lo que es internet y como se comporta, un grupo de personas, aparentemente más instruídas en literatura que nosotros (la plebe) clasificando y seleccionando los textos que deben ser publicados. Esto, afortunadamente, no existe ni puede existir en el mundo en el que vivimos hoy día.

    ¿Quién ha dicho que el 100% de lo que se escribe debe cumplir con ciertos patrones que lo hacen merecedor de considerarse de calidad literaria?

    En internet se escribe mucha basura, es cierto, pero también hay buena literatura. Pero yo soy un lector, hay millones, cada uno juzga como quiere. La libertad es algo que en este mundo no hemos logrado del todo. Dejemos que la Literatura nos haga soñar, siendo libres. Libres de escribir y leer lo que queramos y como queramos.

    Es mi humilde opinión.

    Aragorn. http://acredula.blogspot.com


  4. Paradójicamente, pocas veces un artículo me parece tan interesante, al mismo tiempo que estoy en desacuerdo total con su contenido. Debo decirte que éste es el caso.

    En primer lugar, esa organización “filtro literaria” que planteas que debe existir para decidir si algo tiene la calidad suficiente para ser publicado en internet o no, me recuerda, inevitablemente esos años (que no viví pero leí) en que se debía pertenecer a una clase social de élites para poder entrar a una biblioteca.

    No imagino, conociendo lo que es internet y como se comporta, un grupo de personas, aparentemente más instruídas en literatura que nosotros (la plebe) clasificando y seleccionando los textos que deben ser publicados. Esto, afortunadamente, no existe ni puede existir en el mundo en el que vivimos hoy día.

    ¿Quién ha dicho que el 100% de lo que se escribe debe cumplir con ciertos patrones que lo hacen merecedor de considerarse de calidad literaria?

    En internet se escribe mucha basura, es cierto, pero también hay buena literatura. Pero yo soy un lector, hay millones, cada uno juzga como quiere. La libertad es algo que en este mundo no hemos logrado del todo. Dejemos que la Literatura nos haga soñar, siendo libres. Libres de escribir y leer lo que queramos y como queramos.

    Es mi humilde opinión.

    Aragorn. http://acredula.blogspot.com


  5. Que bueno que te animaste a participar en el IBSN😉


  6. Que bueno que te animaste a participar en el IBSN😉



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: