h1

La Opinión del Espejo

April 6, 2006

Mientras uno avanza días- horas-minutos-segundos en la sinuosa tarea de sobrevivir a este mundo “problemático y febril” (como escribe Discepolo en su tango “Cambalache“), es imposible atrapar el tiempo para hacerlo correr a nuestro modo, imposible también es engañar al espejo, o al menos querer disimularle lo que somos fuera, la máscara que nos han puesto para que los demás nos distingan y contemplen a su manera y a su modo.


Imposible hallar un espejito mágico por ahí que nos haga justicia, no tanto para complacer la vanidad de que nos reconozcan como efebos o hermosuras singulares del mundo, sino para que refleje lo que somos dentro, que se transparente afuera lo que en verdad atesoramos dentro de nosotros.
Tal vez eso y mucho más es lo que nos quiere decir Onetti en este simpático y amoroso texto que he vuelto a releer esta mañana gris, fría y lluviosa con la que ha despertado la ciudad de Los Ángeles.

Mi imagen y yo
Juan Carlos Onetti

En algún papel leí, hace años, que el infierno estaba minuciosamente conformado por los ojos ocupados en mirarnos.
La frase, entonces, no era de Borges ni de Sábato ni de Sartre ni mía.
[…]
En cuanto a mí, hace años que aprendí el arte de afeitarme al tacto, para evitar la opinión del espejo, para acudir al trabajo sin el peso de otra depresión.

Es que mi imagen – ustedes me lo muestran – avanza, desde hace tiempo, separada de mí.

Mientras yo permanezco adolescente, calmo, interesado en lo que importa, bondadoso y humilde por indiferencia y por la asombrosa seguridad de que no hay respuestas, ella, mi cara, ha envejecido, se ha puesto amarga y tal vez esté contando o invente historias que no son mías sino de ella.

imagen: juegos para la paz

8 comments

  1. no conocía este texto de onetti, es soberbio

    salut


  2. no conocía este texto de onetti, es soberbio

    salut


  3. ¡Qué genial texto! Pero debo decir que tu introducción al mismo no se queda atrás, Joel.


  4. ¡Qué genial texto! Pero debo decir que tu introducción al mismo no se queda atrás, Joel.


  5. Jose Manuel, gusto en conocerle.

    ———

    Flo, gracias. Que generosa eres.!


  6. Jose Manuel, gusto en conocerle.

    ———

    Flo, gracias. Que generosa eres.!


  7. hermoso texto, hermosa introducción


  8. hermoso texto, hermosa introducción



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: